Los Cadejos de Monimbó . 

septiembre 7, 2021 0 Por admin

Los Cadejos de Monimbó . 

 

En muchas leyendas latinoamericanas se menciona el nombre del Cadejo, animal muy parecido al perro, que a su vez tiene una versión «buena» y una «mala». Sin ir más lejos, nos gustaría relatar la leyenda de los cadejos de Monimbó. Por las noches, el cadejo blanco trata de acompañar a casa a los hombres que salen de trabajar a altas horas de la noche, pues su propósito fundamental es el de vigilar que lleguen sanos y salvos a su casa, dado a que han pasado todo el día laborando, para llevarle el sustento a sus familias. 

En contraste, el cadejo negro busca a los sujetos que andan fuera de sus domicilios, porque salieron a beber y/o a fumar y como sabes éstas no son conductas que deben imitarse. 

En el caso de que el perro negro, encuentre a uno de estos individuos, lo morderá tan fuerte que no le quedarán ganas de volverlo hacer en todo lo que le resta de vida. 

Sin embargo, si el cadejo blanco llega a tiempo, ambos canes lucharán hasta que uno resulte vencedor. 

Algo que no hemos mencionado es que estos perros no tienen los ojos iguales a los del resto de los galgos que conocemos, ya que poseen un brillo muy especial que posibilita el que una persona pueda ver a gran distancia que un cadejo se acerca.